GRUPO MUJERESPACIO
contacto@womantalent.com

WOMANTALENT

NOTICIAS
29 Abr 2016

El pasado que se refleja en el espejo del presente

Si el presente está cargado con la experiencia del ayer, no puede haber renovación…sólo hay renovación cuando comprendemos sin distorsión alguna el pasado que se refleja en el espejo del presente.”

Recogido del libro:La mente en meditación”, por Jiddu Krishnamurti

Leyendo sobre el papel de las mujeres en la Edad Media me preguntaba por la correlación entre aquel pasado y nuestras creencias presentes, nuestras resistencias, los sentimientos de culpa y las inseguridades que a veces como mujer he sentido.

campesina-medievalEn la Edad Media, existía una división doméstica del trabajo. La mujer acarreaba el agua y llevaba el trigo al molino para hacer el pan. Participaba en la siembra, la vigilancia y la recolección en los campos. Utilizaban el huso y la rueca. Como criadas o amas de llaves, su remuneración era en especie, es decir, su trabajo era para obtener únicamente manutención, y así sería hasta el momento del casamiento, donde recibía una dote y ya trabajaría para su propio hogar y continuaría así ganándose su manutención de igual forma.

Comienzan a aprender las artes de la cura, así por ejemplo: sabían tratar heridas, huesos rotos, dislocados, golpes graves; pero tenían prohibido administrar medicamentos sin título universitario. Teniendo en cuenta que las mujeres tenían prohibido acceder a la universidad, tenían límites para progresar aún con talento.

Del mismo modo, y asociado a sus quehaceres domésticos, las mujeres comienzan a prosperar como tejedoras de lino o algodón. ¿Cómo podían aprender? Gracias a la prestación de servicio doméstico podían aprender su uso.

Las mujeres recibíamos techo, comida y educación a cambio de nuestra aportación al hogar. No hay salario remunerado, hay intercambio de servicios. ¿Os resulta familiar este concepto?

Las mujeres “afortunadas” (de esta parte del mundo) fuimos ganando lentamente derechos a lo largo de la historia para votar, para recibir un salario, para acceder a la educación, para decidir nuestra sexualidad o nuestro estado civil…, sí, pero que la casa estuviera en orden, la familia unida y atendida. Que tuviéramos que limitar y alargar el nacimiento de los hijos y compatibilizar nuestro tiempo de trabajo y tiempo de familia fueron algunos de los peajes que tuvieron que pagar nuestras madres o abuelas, ¿o no solo ellas?

¿Qué queda de aquellas mujeres del pasado en las mujeres del presente?, ¿qué ves cuando te miras al espejo? ¿Qué sientes cuándo haces balance de tu vida y de tus sueños?…
¿Has pensado alguna vez que las mujeres tienen instinto maternal para cuidar de hombres y mujeres a diferencia de los hombres? ¿Qué el pilar de un matrimonio y un hogar feliz es la mujer, y que los matrimonios que prosperan es gracias a su capacidad para mantener la estabilidad, el orden y la armonía? ¿Qué los muchachos están mejor dotados para las disciplinas científicas, las matemáticas y las técnicas y que las mujeres tarde o temprano frenarán en su carrera profesional sus pretensiones por sus expectativas familiares?

¿Crees que las empresas piensan que las mujeres faltan más al trabajo porque son las que se encargan de atender las necesidades de los hijos y los ancianos en el hogar?

¿Conoces a mujeres que por su sentido de la responsabilidad prefieren medias jornadas, trabajos precarios o incluso dejar de trabajar si se les da a elegir entre atender personalmente a sus familias o que se queden desatendidos?

A lo mejor no; hay mujeres y hombres que gracias a sus buenos sueldos eligen preferentemente a “otras mujeres” para atender a esos familiares dependientes del seno del hogar (limpieza, canguros, enfermeras, cuidadoras, …)

¿Cuáles son las expectativas de futuro de hombres y mujeres? ¿Cuáles son las tuyas?

Sigo pensando, pensando… si cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia o si quedan resquicios de aquella larga historia en nuestras historias presentes.

¿Sabías que ciertos estudios han establecido que de los pensamientos que tendrás hoy, más del 98% serán los mismos que tuviste ayer? Si no rompemos con nuestras creencias del pasado, estamos condenadas a repetirnos interminablemente.

Síguela en:

Carmen Camacho Gil

Especialista en formación y desarrollo de las organizaciones a través de sus RRHH.Psicologa y Coach, implementa estrategias que mejoran el rendimiento, la eficacia y la moral del personal para alcanzar metas y objetivos.
Síguela en:

Latest posts by Carmen Camacho Gil (see all)

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para poder ofrecer sus servicios y facilitarte la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para su utilización y aceptas nuestra política de cookies. Pincha el enlace para mayor información.¿Qué son las cookies?

ACEPTAR